Llorenç Macías

Yo creo que no, pero he conocido a más de un empresario para el que dirigir es un ejercicio de intuición ¿Es este tu caso?

Espero que no, porque dirigir es algo muy serio que requiere emplear los cinco sentidos. Un auxiliar muy eficaz para dirigir, es establecer un plan económico financiero, de esta forma:

 

  • Unos meses antes del cierre del ejercicio, establecerás lo que pretendes conseguir en el ejercicio siguiente, o sea establecer el presupuesto en el que debes poner la estimación de tus ventas, el coste de lo que vendes, los gastos fijos , etc., hasta llegar a una estimación del beneficio que pretendes obtener.
  • Durante el periodo para el que hagas el presupuesto, necesitas saber cómo se comportará la tesorería, o sea que también debes hacer el plan de tesorería.
  • Tanto el presupuesto como el plan de tesorería, son previsiones, que puedes hacer utilizando la experiencia de los ejercicios anteriores, pero por mucho que afines, habrá desviaciones.
  • Al final de cada ejercicio, (mes, trimestre, año) podrás comprobar si has llegado donde querías llegar, comparando la Cuenta de Pérdidas y Ganancias con el presupuesto que habías hecho.
  • Un Balance de Situación reflejará la evolución de la situación patrimonial de la empresa tras el ejercicio.

Partiendo de lo conseguido podrás revisar el presupuesto e ir corrigiéndolo.

Esto  es dirigir, utilizando la información que te dan las previsiones y los resultados contables mensuales.

Todo esto, que si diriges una pequeña empresa puede parecerte engorroso, lo considerarás indispensable cuando lo hayas probado durante algunos meses y tomes conciencia del conocimiento que te proporciona de la marcha de la empresa y de lo que te facilita dirigir.

 

Si quieres el asesoramiento de los Seniors voluntarios de SECOTbcn, sobre temas de gestión empresarial, pincha aquí.