Josep Lluís Figueras

¿Por qué es tan importante la comunicación?

Porque en muy poco tiempo debes tener la capacidad de crear una serie de relaciones con tu equipo y colaboradores externos a los que necesitas transmitir tu entusiasmo e inspirar confianza para que hagan propia tu idea.

A pesar de estar en el siglo XXI, en la era de las comunicaciones, con Internet y las redes sociales, obviamos este punto tan fundamental para el desarrollo y buen fin del negocio, que es la comunicación.

La soledad del emprendedor al frente de tu idea que quieres convertir en una start up primero y más tarde en una empresa, te durará poco. A partir del minuto uno, como líder, mediante la comunicación debes convencer a otros de que tu proyecto es viable y factible.

¿Cuándo empezarás a desarrollar estas dotes de comunicación?

  1. Ante todo para ver si tu idea es factible o no, debes realizar un estudio de mercado. Conseguir información significa salir al mercado, relacionarte y empezar a comunicar.
  2. Al validar tu propuesta de valor. En el momento en que vas a contactar con el segmento de clientes donde quieres estar presente, empezarás a relacionarte para convencer a los clientes de las bondades de tu prototipo de producto o servicio y de su necesidad.
  3. Has validado tu idea y ahora debes crear los canales de distribución, en este punto es primordial transmitir el concepto del negocio a tu mercado. Empléate a fondo, comunícales que es lo exitoso de tu producto o servicio y por qué deben elegir el tuyo y no otro.
  4. En las relaciones con los clientes, solo sabiendo escuchar activamente y mediante la proximidad y la comunicación constante, dándoles respuestas a sus necesidades conseguirás su fidelización.
  5. Para conseguir los recursos clave, No siempre se tiene todo lo necesario para empezar y muy a menudo deberás acudir entre otras cosas, a financiación externa, necesitarás conseguir que la entidades bancarias o grupos de financiación apuesten por tu idea o proyecto. En cualquiera de los casos una buena presentación personal y del proyecto te ayudará a conseguir el objetivo.
  6. Tus aliados clave que son externos. Hay que convencerles de que con su colaboración forman parte de tu equipo y de que están en un proyecto ganador.

No olvides que, como te comportas con tu familia, con tus amigos, en el vestir, en el comer, en el beber, en el trabajo y en todos los ámbitos de tu vida estás comunicando. Tu aspecto y personalidad también forma parte de este concepto.

 

Los seniors voluntarios de SECOTbcn estamos a tu disposición para ayudarte en temas referentes a la gestión de la empresa. Si lo precisas pincha aquí.