Merche Manresa Nubiola

¿Te has preguntado alguna vez si dejas el empleo y te haces emprendedor? ¿Tienes alguna idea original y novedosa que puedas convertir en negocio? Antes de tomar una decisión definitiva en este aspecto, debes hacer una profunda reflexión, tanto a nivel personal como profesional, ya que ello marcará definitivamente tu futuro y puede ser motivo de éxito o fracaso.

Tanto el emprendedor como el empleado tienen en común una visión, misión, responsabilidades y metas que cumplir, pero a su vez, tienen ciertas características que los distinguen.  En este cuadro se resumen algunas de dichas diferencias

                                        EMPRENDEDOR                                                                                                      EMPLEADO

Pregunta, escucha, ansias de aprender.

– Está siempre pendiente de todas las tendencias y oportunidades

Hace, hace y pregunta poco.

– Muestra falta de seguridad, miedo de  mostrar que quizá no es apropiado para el cargo

Tiene una perspectiva buena del fracaso.

– Los fracasos pueden conducir al éxito

El fracaso es negativo.

– Rehúye fracasar por no perder el empleo

Toma riesgos.

– Vive del riesgo o con el riesgo

Se queda en la zona de confort.

– Teme el riesgo. Le asusta.

Le desagrada la estabilidad y la monotonía

– Nunca está satisfecho, siempre va más allá

Busca estabilidad

– Necesita sentirse seguro

Proporciona trabajo.

– Crea empleo, nuevos puestos

Encuentra un trabajo
Saca el máximo partido de su talento y habilidades

– Requiere explotar toda su capacidad para obtener su objetivo

Más restringido para usar su talento y habilidades

– Prefiere seguir una rutina

Busca y encuentra soluciones.

– Crea soluciones que le permitan continuar avanzando

Soluciona problemas.

– Ante un problema, busca la solución

Planea y organiza tareas.

– Controla las tareas planificadas con el fin de lograr el éxito a largo plazo

Ejecuta las tareas.

– Cumple con las tareas encomendadas

Rompe reglas.

– Debe ser revolucionario e innovador

Cumple reglas.

– Para  el mantenimiento y funcionamiento de la empresa

Toma decisiones en cualquier momento.

– Obligado por su necesario control del entorno y del futuro

Limitado en su toma de decisiones.

– En una organización tiene pocas oportunidades

Si haces una correcta elección, te sentirás satisfecho contigo mismo,  disfrutarás con tu trabajo y encontrarás el camino que te conduzca al éxito.

Entre tanto, recuerda que los séniors voluntarios de SECOTbcn pueden ayudarte en cualquier etapa de desarrollo de tu vida empresarial. Si lo deseas pincha aquí